La composición de un Dojo

La composición de un Dojo


En este artículo intentaremos hacer una breve descripción de la distribución de un dojo, aunque antes os invito a probar este sencillo juego.

shomen
kamidana
kamiza
shimoza
Coloca las fichas en su posición

En primer lugar, y por orden de importancia, tenemos lo que en occidente se denomina comúnmente shomen, pero es también término equivalente el de “shinzen”. Éste ha de estar situado en el extremo opuesto al de la puerta de entrada al dojo. Aquí es donde ha de colocarse, en su caso, el “kamidana” o santuario sintoísta. El shomen es el punto de mayor excelencia o supremacía en el dojo. Si vemos películas japonesas de época, o jidaigeki, observamos que aquí es donde se posiciona el tonosama. Trasladando este mismo concepto al kendo, en el caso de eventos o campeonatos, aquí se sitúa el palco de honor donde se sentarán entre otros los miembros de la familia real o imperial.

Por otro lado, encontramos el kamiza (o “jouseki”). A este respecto hemos de puntualizar para aquellos que tengan nociones de japonés que el término kamiza nada tiene que ver con kamisama o “divinidad”, sino que los caracteres que lo componen significan literalmente “asiento de arriba”. Es un término utilizado también en el japonés cotidiano, y es el lugar donde ha de sentarse la persona “de mayor grado”. En el Japón diario existe un complejo sistema en torno a cuál ha de considerarse este sitio, según el tipo de sala o ubicación, y los elementos que lo rodean (de lo que espero poder hablar en algún artículo offtopic). Aplicado al Kendo, y como casi todos habréis deducido, éste es el lugar donde se sientan los senseis, y normalmente se refiere al lado derecho del shomen, siendo que el de mayor grado es el más cercano a éste, y el resto ha de situarse de forma que el de menor grado quede más alejado de dicho shomen.

Un apunte curioso por si alguno también se ha hecho la pregunta: “¿por qué los senseis no se sientan en el lado del shomen?”. La respuesta es que de ser así, sería del todo irrespetuoso enseñar el trasero a la referida divinidad, e igualmente no sería correcto dar la espalda a los invitados de honor.

Por último, y en contraposición a este concepto de kamiza está el de “shimoza”, que es el lugar donde ha de situarse la persona que en ese momento tenga menor grado, y correspondería al sitio más alejado al shomen.

Esta sería grosso modo la distribución de un dojo, pero estas normas genéricas pueden variar para adaptarse a la situación y características de cada lugar. Como siempre, lo importante es adaptarse a las reglas existentes en cada lugar, y en ningún caso querer imponer lo que nosotros creemos que es correcto.

En otro artículo profundizaremos un poco sobre la idea de kamiza y con qué espíritu ha de uno sentarse en él.