Cuidados del shinai

Cuidados del shinai

El shinai es la pieza de nuestro equipo personal que más deterioro sufre con cada entrenamiento. Debido a este desgaste es frecuente que aparezcan astillas en las varillas, o incluso que se rompan una o varias de éstas.

Herramientas

Herramientas

Una preparación previa del shinai y unos cuidados periódicos mínimos permitirán prolongar la vida útil de éste, con lo que aumentaremos el grado de seguridad de nuestros compañeros y además ahorraremos.

Estos cuidados son los siguientes:

 Con un shinai nuevo:

Hay que preparar el shinai para que pueda ser utilizado en los entrenamientos, para ello tendremos que:

  • Retirar los hilos que mantienen juntas las varillas del shinai (por lo general hilos dorados/rojos/azules)
  • Desmontar el shinai.
  • Presionar con una cucharilla de café o similar los cantos de cada una de las varillas
Con cantos afilados

Con cantos afilados

presionar los cantos

presionar los cantos

Con cantos romos

Con cantos romos

  • Lijar los cantos para darles una forma redondeada, pues impactar con una de estas aristas contra piezas duras (como puede ser la rejilla del Men) hace que aparezcan astillas y roturas.
Lijar los cantos

Lijar los cantos

  • Aceitar las varillas. Una varilla seca es menos flexible y absorbe menos daño que una bien aceitada. Además, con el aceite daremos el suficiente peso al shinai como para que pase los controles de peso en las competiciones. Para aceitar las varillas suelo usar una botella de aceite de girasol barato, pero otros tipos de aceite, algunos de ellos específicos para este uso, son válidos también. Podemos hacerlo, por inmersión (si hemos fabricado algún recipiente para ello) o bien empapando toda la cara interna de las varillas, dejándolo absorber y repitiendo este proceso durante unos días. Para finalizar eliminamos el sobrante con un papel absorbente.
  • Montamos el shinai
Durante el entrenamiento:

Un buen kendoka revisa siempre el shinai antes, durante y después de cada entrenamiento. De esta manera el kenshin demuestra respeto y consideración hacia sus compañeros y su seguridad.
Durante el entrenamiento es importante no interrumpir la clase y en ningún caso hacerlo mientras hay una explicación. Debe ser una revisión visual, rápida y mecánica del estado general (en especial las varillas y la sakigawa). Gracias a ello podremos ver si a salido alguna astilla en las varillas, o incluso, si se ha roto alguna. En estos casos, por motivos de seguridad, será necesario cambiar de shinai antes de continuar con el siguiente ejercicio. ¿Qué buscar?

Cada 2-3 entrenamientos o cuando se encuentre un problema en el shinai durante el entrenamiento:

Tendremos que desmontar el shinai para revisar que el interior de las varillas no tiene ninguna rotura o astilla que nos haya pasado desapercibida en la inspección superficial y para volver a apretar el tsuru y el nakayui que suelen aflojarse. Para ello:

  • Desmontar el shinai.
  • Revisar una a una las varillas buscando cualquier rotura o astilla. Hay que tener en cuenta que es posible que un take, que a simple vista parece que está en buen estado, por dentro tenga una rotura considerable. ¿Qué buscar?
  • Para retirar las astillas se utiliza la parte de atrás (¡nunca el filo!) de un cutter o de unas tijeras hasta que desaparezca. Posteriormente, con papel de lija lijar hasta eliminar la marca de la astilla.
  • Descartar las varillas rotas
  • Comprobar que las distintas piezas de cuero del shinai (principalmente el kensen y el naka-yui que son las que más se desgastan) se encuentran buen estado y que no tienen agujeros ni roturas, haremos lo mismo con el tsuru. En caso de encontrarnos alguna pieza en mal estado la cambiaremos por la de un shinai viejo.
  • Volvemos a montar el shinai.
¿Qué buscar?

Veamos cuáles son los desperfectos que debemos buscar:

En las varillas:

Las varillas son, con seguridad, el elemento que más se deteriora de un shinai, y puede ser peligroso. Podemos distinguir tres casos:

  • Rotura en una varilla: Si durante la práctica detectamos este problema, debemos cambiar el shinai inmediatamente. Una varilla rota no se puede reparar así que habrá que reemplazarla por otra.
  • Astilla: Si durante la práctica detectamos este problema, también debemos cambiar el shinai inmediatamente. La diferencia con una varilla rota es que normalmente la varilla sí se puede reparar con el cutter, dejando la superficie lisa otra vez.
  • Aparición de hilos de fibra: La abrasión que sufre el shinai durante la práctica suele levantar hilos de fibra. Aunque es conveniente cambiar de shinai si se detectan, no es crítico ni peligroso y será sencillo de eliminar con el cutter o la lija.
rotura

rotura

Astilla reparable

Astilla reparable

fibras

fibras

En el tsuru:

En el caso del tsuru la revisión visual no es suficiente. Debemos tocar el tsuru como si de una guitarra se tratase. De esta manera no sólo comprobamos al tacto su tensión, si no que además el sonido también nos dirá si está correctamente tensado. Si el sonido es agudo todo es correcto, pero si no hace ruido o si suena grave debemos tensarlo.
Otra manera es tirar de la sakigawa hacia fuera y comprobar si cede. Si lo hace habrá que tensarlo.

En la sakigawa:
sakigawa rota

sakigawa rota

Una rotura en la punta de la sakigawa puede permitir que uno de los takes salga fuera a través del agujero. Este desperfecto es aún más peligroso que un take roto y por tanto debemos poner especial atención revisándolo. Al menor indício de rotura debemos cambiar la sakigawa y nunca intentar repararla.

En la tsukagawa:
tsukagawa rota

tsukagawa rota

Si bien no presenta un peligro por sí misma, la rotura de la tsukagawa suele provocar una pérdida de la tensión del tsuru que sí es peligroso.